El Laberinto de Minotauro

“Quizás un laberinto sólo sea un pasillo recto que ha sido torturado, torcido, aplastado y condenado a la más despiadada de las noches.” Palabras en la mente de Teseo que pretenden darle aliento. Plantado delante de la enorme puerta del laberinto, respira hondo como si esa fura la última bocanada de aire sano que fuera a tomar en mucho tiempo. Avanza.

Desde lo profundo, desde el mismo corazón de mi laberinto, aguardo, paciente, entre sombras. En muchas ocasiones he practicado este ritual; espera, rastreo, caza y finalmente, muerte. Pero esta vez es diferente; la sangre con la que mancharé las piedras va a manar de mi propio cuerpo.

ShareThis